Todos alucinamos al conocer esta bizarra mezcla entre el mundo de Super Mario de Nintendo y el mundo de los Rabbids de Ubisoft y yo como muchos otros al conocer su existencia, dije un claro y rotundo «¡NO!«.

Pero después enseñaron gameplay, enseñaron los personajes, enseñaron el mundo que habían creado y nos enamoraron a todos. Este Mario + Rabbids Kingdom Battle es un juego realizado con mucho amor por Ubisoft bajo la atenta mirada de Nintendo.

Mario + Rabbids Kingdom Battle

No todo es bizarro en esta mezcla de franquicias, Mario + Rabbids es un juego de combate por turnos tipo X-COM.

Al igual que este tipo de juegos, te puedes poner bajo cobertura, bajo media cobertura, tiene línea de visión, probabilidad de acierto, críticos y ataques especiales, árboles de habilidades… es un juego que parece simple, pero que contiene variadas situaciones y un gameplay profundo, que se complica conforme avanzamos en la aventura, lo que hace que sea un juego más complejo de lo que parece (y satisfactorio).

Mario rabbids scenery
Precioso y colorido mundo el que nos ha preparado Ubisoft

Lo que lo hace profundamente especial es la selección de personajes disponibles, con Mario en cabeza con un arma de fuego por primera vez, podremos ver a Luigi francotirador con una aspiradora, Peach con una escopeta, y los Rabbids homónimos con sus propias habilidades y caricaturizando los caracteres originales de los personajes de Nintendo, añadiéndoles un toque de humor completamente acertado.

¿Cómo se juntan los mundos de Ubisoft y Nintendo?

La historia del juego es algo totalmente acertado, ya que incluye unos Rabbids locos, liándola como de costumbre, que encuentran una especie de casco de realidad virtual que combina todo lo que se le ponga por delante, y tras una delirante pelea entre ellos, se acaban metiendo en el mundo de Mario y sus amigos invadiéndolo todo mientras, Bowser aprovecha la situación para hacer de las suyas.

Todo muy bien hilado y que te mantiene atento ante esa mezcla tan rara pero a la vez atrayente que son los Rabbids y el mundo de Mario y cía.