GreedFall es la nueva apuesta por el RPG tradicional de la mano del pequeño estudio francés Spiders, conocidos sobretodo por, entre otros juegos, The Technomancer, allá por 2016 y del cual este juego bebe en sus mecánicas casi calcadas.

La propuesta de GreedFall es a priori muy interesante, ya que nos sitúa en un barroco siglo XVII, en el cual encarnamos a un diplomático que deberá hacer frente, junto a sus compañeros, a una aventura en una isla (Teer Fradee).

Descubriremos los peligros de la colonización a través de las tribus indígenas y las bestias que habitan esta isla mágica.

greedfall anviropment
Los escenarios son magníficos.

Señor De Sardet

El creador de personajes es bastante simple y ya un viejo conocido de los típicos RPG, escogeremos sexo, cara, ojos, vello facial, cejas… Cuando tengamos el personaje con la apariencia que nos guste, se nos emplaza a elegir una de las tres clases que hay en el juego.

  • Guerrero: Especialidad en combate cuerpo a cuerpo y posibilidad de portar armas blancas, pesadas y armas de fuego.
  • Técnico: Se centra en trampas y armas de fuego, aunque puede portar armas blancas.
  • Mago: Experto en hechizos y el combate a distancia, lleva anillos de magia y armas pesadas.
greedfall editor
Podremos personalizar nuestro personaje un poco.

Una vez estemos jugando, podemos incrementar los poderes de la clase elegida a través de talentos y habilidades que vamos a ir consiguiendo durante la aventura. Estos talentos van desde abrir cerraduras, hasta carisma para convencer al tipo más tozudo, lo que nos ayudará a conseguir muchos de los múltiples objetivos.

GreedFall también cuenta con un variado arsenal de armas de todo tipo y muchas armaduras y trajes (que alguna vez nos servirán para despistar algún guarda) que son actualizables desde nuestro campamento con materiales que vamos encontrando por ahí.

Mejoraremos tanto a nuestro personaje como a los importantes compañeros, que también tienen sus ranuras de armaduras, armas y talentos y habilidades propias.