Después de unos meses de tener Xenoblade Chronicles en la consola virtual de WiiU, he conseguido acabar el juego con un 100%. Evidentemente, echándole muchísimas más horas que las que tiene un reloj, (unas 150), y por que no decirlo, disfrutando cada una de ellas con uno de los mejores JRPG a los que podemos jugar. No pude jugarlo en su día, por que me perdí el lanzamiento en la Nintendo Wii y siempre me he negado a pagar los alrededor de 100€ que propone la gente en segunda mano. Hasta que Nintendo decidió colocar este juego en la Consola Virtual de WiiU, con soporte off-tv (jugar con la imagen en el gamepad), instalado en un disco duro y a 20€ (15€ durante unos días).

Un poco de historia

Lo primero que llama la atención de Xenoblade Chronicles es la historia base del juego, que no parte de un planeta o el espacio o cualquier cosa típica en este tipo de juegos. Todo empieza en la nada, donde dos gigantes ancestrales llamados Bionis y Mekonis luchan ferozmente hasta que se clavan sus armas de forma letal el uno al otro y quedan petrificados para el resto del tiempo. Hasta aquí, todo muy normal, pero lo interesante es que toda la acción y desarrollo del juego, así como el mapeado, se hace encima y/o dentro de Bionis y de Mekonis.

bionis
Bionis y Mekonis atizándose.

Tras la petrificación de estos dos gigantes, nace la vida en su interior, así, nace la raza con la que empezaremos nuestra aventura, los humas, que sería lo más parecido a un humano corriente, aunque con la diferencia de que los humas tienen algo denominado éter, que vendría a ser como el maná de los típicos rpg o el ki si lo comparamos con algo como dragon ball.

monado
La legendaria espada Monado.

La espada Monado, es la parte argumental en la que gira casi todo el juego, y se puede ver como avanza y va subiendo su nivel junto al joven protagonista Shulk. No quiero desvelar su historia por que estaría metiendo un montón de spoilers y no quiero hacer eso con esta gran obra.

shulk with monado
Shulk sujetando a Monado.

Combate «especial»

El combate de Xenoblade, no lo habréis visto en ningún otro juego, es como un combate por turnos, pero a tiempo real y con movimiento de los personajes. Hay 2 tipos de ataque, el normal, que lo hace el personaje automáticamente cada «x» tiempo (tienes que estar cerca del enemigo) y los especiales, que vendrían a ser las artes de cada personaje, las cuales son diferentes de cada uno y se pueden ir subiendo de nivel con puntos y comprando en los mercaderes unos libros de artes.