La infancia, pubertad y adolescencia no hubieran sido iguales sin la presencia de los videojuegos y de las increíbles consolas que aparecían frente a nuestros incrédulos ojos. Corría el año 2001 cuando Nintendo lanzó al mercado la consagración de un proceso que había iniciado con la mítica GameBoy hace más de 10 años: la espectacular GameBoy Advance.

Sucesora directa de la GameBoy Color, tenía una serie de ventajas respecto a las consolas portátiles anteriores. Su tamaño era mucho más compacto, contaba con una duración de casi 15 horas por cada par de pilas, venía en diferentes colores y tenía un cable para conectarse de forma sencilla a la Nintendo GameCube.

La Game Boy Advances nos dio horas de diversión a todos quienes tuvimos el privilegio de tenerla. Sin embargo, resulta evidente que nadie alcanzó a jugar todos los juegos y que hay muchos títulos en los que jamás se reparó.

Es por esta razón que, con ayuda de nuestros amigos de Hablemosdegamers, hemos elaborado este homenaje a los juegos de GBA más icónicos de la popular portátil.

1.-Metroid Fusion (2003)

La poderosa Samus Aran volvía a la escena con una nueva aventura. La esencia del juego y la jugabilidad de este se mantuvieron exactamente igual, situación que a todos nos llenó de alegría y satisfacción.

La presentación del formato seguía mezclando con maestría los conceptos de las plataformas y el shooter, por lo que esta entrega funcionó de manera perfecta entre los fans. Gran banda sonora y hermosos gráficos para nuestro deleite. Sin duda, uno de los mejores juegos de GBA.

2.-Mario Kart: Super Circuit (2001)

Uno de los tantos títulos clásicos que ha desarrollado Nintendo y que mezcla a un amplio abanico de carismáticos personajes.

Por supuesto, la opción de multijugador era una de las novedades más importantes, así como su sencilla jugabilidad y la gran cantidad de pistas a disposición de los usuarios. Tan sencillo como absorbente, se presentó como una oportunidad perfecta para explotar nuestra competitividad.

3.-Megaman Zero (2004)

Volvemos a entrar en el mundo de Megaman, solo que esta vez de la mano del siempre carismático Zero.

Para quienes seguimos esta historia desde sus comienzos, los personajes de la saga se han transformado en algo así como viejos amigos. Es por esto que nos llenaba de intriga y satisfacción el encaminar a Zero hacia sus metas y descubrir cómo es que había acabado en esa situación tan complicada.

4.-Wario Land 4 (2001)

Las historias del que creíamos era el némesis de nuestro querido Mario, terminó por robar los corazones de todos los jugadores.

El carisma con el que se revistió a Wario a lo largo de las diferentes entregas, nos fue generando un lazo bastante cercano con este personaje. Un juego de plataformas divertido y con una dificultad bastante alta, sobre todo al momento de enfrentarnos a los distintos jefes finales.

5.-Boktai (2003)

Nuestro querido Hideo Kojima sorprendió a todos con la creación de este videojuego.

Utilizando las posibilidades que brindaban las nuevas tecnologías, propuso este juego de vampiros cuya particularidad radicaba en la influencia de la luz externa